Las alergias alimentarias

25 11 2009

Las alergias a los alimentos son un importante problema de salud para las personas que las padecen y pueden resultar en una enfermedad severa, que incluso puede ser mortal.

Una alergia alimentaria es una reacción del sistema inmunológico frente a una proteína (denominada alérgeno) de un alimento, a la cual identifica, de forma errónea, como una sustancia dañina. Cuando la persona alérgica come ese alimento, se produce una reacción inmunológica de defensa frente al mismo. Esta reacción supone una reacción entre el antígeno causante (o alérgeno) y los anticuerpos defensivos  producidos por el individuo alérgico. En los casos más severos, puede producirse una reacción anafiláctica, que puede ser mortal.
Hay que diferenciar las verdaderas alergias alimentarias de las intolerancias alimentarias: éstas últimas son reacciones adversas  producidas por los alimentos pero que no afectan al sistema inmunológico (no se producen anticuerpos), no suelen ser graves y los síntomas son dolor de estómago o abdominal, diarreas, náuseas. Además son mucho más frecuentes; por ejemplo, padecen intolerancia a la lactosa casi la mitad de la población.

Los alimentos que pueden producir alergia son muchos. El Dr. Joaquín Sastre, Jefe del servicio de Alergia de la Fundación Jiménez Díaz,  refiere que los  más comunes son los cacahuetes, las nueces, almendras, y otros frutos secos, la leche de vaca, la soja, los huevos, el pescado, y los mariscos. Con menos frecuencia, ciertas frutas y pieles de frutas, como melocotón, ciruelas… Estos alimentos, causan el 90% de todas las reacciones alérgicas.
Una de las alergias más peligrosas es al alergia al huevo, ya que este alimento se utiliza en una gran variedad de productos alimenticios.  Se utilizan para recubrir, formar emulsiones, para formar la base de helados y yogures,  para dar al pan y bollos un aspecto brillante, para sopas, consomés…
Los síntomas de una alergia alimentaria son variables. El comienzo de los síntomas varía desde unos pocos minutos tras la ingesta hasta  las 24 horas. Se producen habones, picores, sensación de tener la boca dormida, hinchazón, lagrimeo, y ojos rojos,  vómitos, diarrea, dolor de estómago, tos, y pitos al respirar, sensación de falta de aire, mareo, desmayos o pérdidas de conciencia  e incluso puede ser mortal.

Para diagnosticar adecuadamente una verdadera alergia a alimentos debe identificarse la comida problema, siendo obligatorio el estudio por parte de un alergólogo, quien le realizará las pruebas cutáneas.

El tratamiento consiste en  evitar estrictamente la comida problema. Al comprar alimentos, es importante leer cuidadosamente todas las etiquetas de todas las comidas y latas. Si la alergia es severa, se produce dificultad respiratoria e incluso pérdida de conciencia (shock anafiláctico), convendría tener a mano, un kit precargado con adrenalina y deberían conocer los familiares cómo inyectárselo en caso de emergencia.

Dra. Pilar Riobó

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: