Lácteos

13 12 2009

Los productos lácteos son alimentos con proteínas de alto valor biológico. Esto quiere decir que esas proteínas contienen todos los aminoácidos esenciales para el organismo.  Además contienen calcio, en forma de sal de fosfato, que es la forma en que el calcio es más fácilmente absorbible, por lo que es esencial en las épocas de crecimiento además del embarazo y lactancia. Por la misma razón es un alimento básico en la infancia y adolescencia. También es una fuente muy buena de vitamina A.
Productos Lácteos Los niños y adolescentes además de crecer  sus huesos en forma longitudinal, tienen que formar su hueso de forma que tenga una consistencia grande. Esto es lo que se llama la densidad mineral ósea, cuyo pico máximo se adquiere en las 2-3 primeras décadas de la vida. Es por eso muy importante el consumo de calcio en la niñez y en la adolescencia, sobre todo en forma de lácteos, ya que en esta época de la vida la capacidad de asimilar el calcio es enorme y son años clave para tener un hueso de consistencia adecuada. Es necesario crear desde la infancia el hábito de ingesta de lácteos ya que favorecen que el niño tenga un esqueleto con huesos de calidad
El consumo elevado de calcio en forma de lácteos en los años que rodean a la menopausia se ha demostrado que disminuye la pérdida de densidad mineral ósea que se produce indefectiblemente tras la desaparición de las menstruaciones.
En el caso de los mayores los lácteos son un alimento muy interesante, debido a sus excelentes propiedades nutritivas y a la facilidad de consumo.  A menudo los ancianos tienen dificultades de masticación (por falta de piezas dentarias) y de deglución por lo que las recetas de comidas blandas a base de leche (croquetas, purés, cremas, natillas, flanes…) les hace especialmente indicadas.
Sin embargo, algunas personas toleran mal la leche, presentando molestias abdominales, y dolores de tipo cólico, más o menos intensos, junto con gases, despeños diarreicos….  Estas personas pueden tener una intolerancia a la lactosa,  debido a un déficit de lactasa, el enzima que permite la absorción de la lactosa a nivel intestinal. Estas personas pueden tomar, sin embargo, yogures o quesos en los que la lactosa está fermentada,  para no disminuir la ingesta de calcio.
En el caso de personas con niveles altos de colesterol o con tendencia a la obesidad, la ingesta de lácteos se puede hacer en forma de descremados o desnatados,  en los que la ingesta de colesterol  y de energía total se reduce y sin embargo se mantiene el aporte de calcio y de proteínas.





Anorexia nerviosa

18 11 2009

La anorexia nerviosa es un trastorno grave que se presenta en aproximadamente 1 de cada 200 mujeres en países desarrollados, usualmente a partir de la adolescencia. Más del 90% de los casos se presentan en mujeres. Las personas con anorexia nerviosa tienen bajo peso corporal y una imagen corporal distorsionada, y con frecuencia niegan estar peligrosamente delgadas. Puesto que la desnutrición y la delgadez excesiva tienen graves consecuencias médicas, es importante que las personas con anorexia nerviosa reciban tratamiento para su enfermedad. El índice de recaída para las personas con anorexia es incluso mayor después de lograr aumentar de peso, lo cual hace que el tratamiento a largo plazo sea necesario. La tasa de mortandad por anorexia nerviosa se encuentra entre las más altas de cualquier enfermedad mental y es aproximadamente 10 veces la tasa de mortandad para mujeres jóvenes con anorexia.

¿QUÉ ES LA ANOREXIA NERVOSA?

• Bajo peso corporal (menos del 85% del peso ideal) y negativa a mantener un peso saludable

• Miedo de tener sobrepeso a pesar de tener un peso corporal extremadamente bajo

• Imagen corporal distorsionada o negación de la gravedad de la delgadez

• Ausencia de período menstrual (en mujeres que deberían menstruar) por más de 3 meses

Las consecuencias médicas de la anorexia nerviosa pueden incluir piel reseca, caída de cabello, anemia (bajo conteo de glóbulos rojos), ritmos cardíacos irregulares, desequilibrios de electrolitos, pérdida ósea e insuficiencia renal. Muchas personas que tienen anorexia se ejercitan en exceso. Algunas personas con anorexia presentan comportamientos de atracones y purgas, por medio de vómito autoinducido o abuso de laxantes, diuréticos o enemas. Una enfermedad relacionada llamada bulimia nerviosa se caracteriza por comer excesivamente y por comportamientos compensatorios, tales como ayunar, ejercitarse en exceso o purgarse, pero sin un bajo peso corporal anormal.

TRATAMIENTO DE LA ANOREXIA NERVIOSA

Restaurar un peso corporal saludable y corregir las deficiencias de nutrición son las metas del tratamiento de la anorexia nerviosa. Puesto que puede ser difícil, puede ser necesario un tratamiento con hospitalización. Las pruebas para detectar consecuencias médicas graves de la anorexia nerviosa pueden incluir análisis sanguíneos, un electrocardiograma (detección de perturbaciones en el ritmo cardíaco), pruebas de la función renal y otras pruebas para detectar daño a los órganos. Puede proporcionarse terapia individual y familiar. Debido a que la anorexia nerviosa con frecuencia coexiste con otras enfermedades mentales, tales como depresión, trastorno obsesivo compulsivo, trastornos de ansiedad o abuso de sustancias, puede requerirse tratamiento adicional para resolver dichas inquietudes.

PARA MÁS INFORMACIÓN

Instituto Nacional de Salud Mental

Academia de Trastornos de la Alimentación

Asociación Americana Psiquiátrica

Dra. Pilar Riobó